Una aventura de acero puro

El día Superman-Man-of-Steel-2013-de ayer 12 de junio de 2013 fui invitado por Cinemas de Nicaragua y por Cinemark a la premier de Man of Steel (El Hombre de Acero), la más reciente obra de la saga fílmica sobre las aventuras de Superman.

De entrada debemos considerar que esta ha sido una de las películas más promocionadas en los úl

timos tiempos a través de diferentes medios que van desde la internet hasta las vallas de carretera que muestran al insigne hombre del traje azul y capa roja con jugos de frutas artificiales, buscando de esta manera captar su mercado natural: los jóvenes y adolescente.
Si bien es cierto, y tal vez como parte de esa misma campaña, la crítica se adelantó anunciando que esta era “la mejor película de Superman de todos los tiempos”, la verdad es que a mi juicio, al filme esa chaqueta le queda muy grande.

Como ha sido tradición en las películas de Superman, la bandera gringa se muestra en algún momento a la par del superhéroe.

Como ha sido tradición, la bandera gringa se muestra en algún momento de la película a la par del superhéroe.

No obstante, la película alcanza buenos logros en guión, vestuario y algunos efectos especiales. En actuación, pueden destacarse los roles protagonistas de Superman/Clark Kent (Henry Cavill) y la del villano general Zod (Michael Shannon); en los roles secundarios, los reconocidos Russell Crowe (Jor-El) y Diane Lane (Martha Kent) aventajan por puntos a sus colegas Kevin Costner (Jonathan Kent) y Laurence Fishburne (Perry White).
El director Zack Snyder hace un buen trabajo tratando de contar la historia de un modo ni muy lineal ni muy complicado, aunque –como la mayoría de sus colegas que trabajan en ciencia ficción– deja algunos cabos sueltos. La historia da un peso relevante al tema de la discriminación y la búsqueda de la propia identidad. Vemos a un Clark Kent en una lucha interna por integrarse a una humanidad que aunque se maravilla de sus poderes y fortalezas, lo rechaza, le teme e incluso en varios momentos le amenaza.
Además, utiliza la técnica de flashbacks que se alternan con el hilo principal de la historia, para ayudar al espectador a ver el mundo desde los ojos del personaje principal y logra en algunas escenas claves provocar emociones claves, por ejemplo, cuando Clark ve morir a su padre terrenal Jonathan Kent sinMAN OF STEEL hacer nada por ayudarle.

Finalmente, la escenografía hace mucho uso de efectos basados en partículas de un metal kriptoniano, con un color y brillo similar al del acero, como un intento por fijar en el espectador el título de la película.
Por estas y otras razones que estaremos abordando próximamente, puede decirse que Man Of Steel es una aventura de acero puro, con menos riesgo de pasar al óxido del olvido, como la mayoría de las grandes producciones hollywoodenses.

• Donald Chavez, Managua, 13 de junio 2013

Anuncios