Dadme un punto de referencia…

Desplazarse por Managua sin conocer la ciudad es toda una aventura. El autor de este artículo Orlando Ortega, sabiamente señala que “es necesario saber dónde fue Lozelsa para ubicar sus semáforos, también dónde fue la Vicky, la Tiendona, el Munich, el Banco Popular, la IBM, el Lacmiel, el Colonial, la Pepsi, el CAS, el cine León, las 3 B, el Aragón, el cine Salinas, la Ceibita, la Nunciatura, entre otros”.

Los hijos de septiembre

El arbolito.  Foto Orlando Ortega Miranda

Sería tal vez 1955 cuando de la mano de mi abuela salí del Hospital Bautista, donde trabajaba mi padre y tomamos un taxi, que en esa época les llamaban “gatos”.  Con su voz un tanto autoritaria le espetó al conductor: “de la Hormiga de Oro dos abajo y media al lago”.  El taxista sin titubear arrancó el vehículo y raudo y veloz atravesó la ciudad capital y ya en el sector de abajo, como se le conocía al occidente, se ubicó rápidamente en la dirección solicitada y llegamos sin contratiempo a la casa de mi tío.  Si mi abuela le hubiese dicho “a la quinta avenida noroeste, número 307” tal vez el taxista hubiera puesto cara del Demonio de Tasmania y reclamado la dirección nica, es decir, basada en un punto de referencia.  

En esa época, Managua tenía sus calles perfectamente catalogadas y numeradas, partiendo de una avenida central que…

Ver la entrada original 1.655 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s