¿Somos hijueputas?

“La próxima vez, si quiere ofender, hágalo a la persona a quien se dirige y no en referencia al comportamiento de su madre”… Excelente artículo de Kenia Regina Vado, que con gusto reblogueamos a nuestros —y sobre todo— a nuestras seguidoras.

La treintona egoísta

Hijueputa y todas sus variaciones es una de las frases más utilizadas en Nicaragua, y aunque se supone que es una ofensa, todo depende del tono o en la situación en que aparezca.

Cuerpo libre

Me sorprende cómo cada día le aumentamos adjetivos cuantitativos:

Hijo de la gran mil puta

Hijo de la gran mil pares de la gran puta

Hijo de la treinta mil puta

Hijo de la setenta mil pares de las trillonésima puta

(Hice una consulta para enumerarlas. Se quedaron muchas más. Qué creatividad de pueblo)

 

Lo que sí queda claro es que la ofensa va en dos sentidos: Ser el hijo o hija de puta: En 1734, el Diccionario de la lengua castellana afirmaba: “El que no es procreado en legítimo matrimonio”.

Bajo esa consigna casi toda la población de Nicaragua y Centroamérica seríamos hijas e hijos de puta, porque muy pocas parejas se casan antes de que…

Ver la entrada original 580 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s