Esto no es cierto, pero sucede

¿Existen realmente los puntos de negocios con mala suerte (o “salados”, como es el buen decir de nosotros los nicas) o es que la casualidad hace que en ciertos locales coincida un desfile de comerciantes ineptos?
En esta ocasión les traemos este entretenido artículo de Orlando Ortega sobre los puntos “salados” para el negocio, algo que no es cierto, pero que, como él sabiamente lo afirma, suele suceder.

Los hijos de septiembre

Semaforos Seminario.  Foto Orlando Ortega Reyes

Hay un refrán en México que reza: Cuando el tecolote canta, el indio muere; esto no es cierto, pero sucede; que refleja la superstición indígena de que los tecolotes,  búhos, lechuzas o cocorocas, son aves de mal agüero, agregando que tal vez no sea verdad, pero que algunas veces parece suceder.  Traigo esto a colación debido a que a pesar de que la modernidad nos va orillando a rechazar todos aquellos atavismos que insisten en amarrarnos al pasado y analicemos todos aquellos fenómenos que de acuerdo a las costumbres caerían en el terreno de la superstición, buscando alguna explicación dentro del marco de la ciencia, de vez en cuando hay situaciones que nos hacen pensar en esas cosas que no son ciertas pero suceden.

En el sector occidental de Managua, para ser precisos en la esquina sur oriental de la intersección de la 35  Avenida Sur Oeste con la calle…

Ver la entrada original 783 palabras más