Grabaciones ochenteras

Este artículo es de esos que hacen retroceder tu memoria en el tiempo. Y es que, ¿quién en la Nicaragua de los 80 no tuvo su colección personal de casetes?
Lean el artículo de Edgard Murillo. Les aseguro que les va a gustar tanto como a mí.

elbarcoazul

casete

Por Edgard E Murillo

No recuerdo cuándo fue que compré mi primer casete en limpio pero sí tengo presente la vez que me regalaron uno marca Sony de 90 minutos que reutilizaba para grabar las canciones que sonaban en la radio con todo y viñetas. Había grabado en él una especie de popurrí que incluía a Paul Anka, los peludos de Creedence Clearwater Revival, Sheena Easton y Juan Gabriel. Tuve que comprar luego varios casetes para ordenar más o menos mis preferencias, no sólo por géneros musicales y ritmos, sino que también atendiendo las posibles disposiciones de ánimo en que me encontraría al momento de escucharlos. Las grabaciones caseras en casete reinaron en toda la década de los ochenta sin competencia alguna. A veces parecía que los casetes habían desaparecido pero emergían de quien sabe dónde, puesto que en la medida que la venta de discos de vinilo se veía cada vez…

Ver la entrada original 620 palabras más

Anuncios